jueves, 7 de julio de 2016

Legend de Marie Lu (Trilogía Legend #1)


Legend (Trilogía Legend #1)
Autor: Marie Lue
Género: Juvenil, Distopía
Editorial: Ediciones SM
Año: 2012 
Número de páginas: 368
Idioma original: Inglés

Sinopsis: 
La República, situada en lo que en tiempos fue la costa oeste de los Estados Unidos, está embarcada en una guerra interminable con el país vecino, las Colonias. June y Day, dos ciudadanos de la República, tienen la misma edad -quince años- y viven en la misma ciudad -Los Ángeles-. Sin embargo, habitan en mundos opuestos: mientras que June es una chica privilegiada, destinada a ocupar un lugar en la élite del país por su condición de niña prodigio, Day vive en la clandestinidad y se dedica a sabotear los manejos de un gobierno que considera corrupto y asesino. No hay ninguna razón para que los caminos de June y de Day se crucen... hasta el día en que Metias, el hermano de June, es asesinado, y Day se convierte en el principal sospechoso del crimen. Entonces, June y Day emprenden un mortal juego del ratón y el gato, en el que él lucha por la supervivencia de su familia mientras ella busca vengar la muerte de su hermano.

Sobre la autora: 






Escritora americana de origen chino, Marie Lu es conocida por sus novelas distópicas dedicadas a un público juvenil, destacando su serie Legend, con la que ha dado el salto al mercado internacional.

Opinión personal:

Hace un tiempo que sufrí una fiebre distópica y este es uno más de los títulos que conformaban el catalogo. Como primera impresión, es el que menos me gustó de todos. Sin embargo, eso no significa que no fuera una lectura entretenida

Nos encontramos en el futuro, en una época donde Estados Unidos está dividido en dos partes enfrentadas: por un lado la República y por otro las colonias. Como ya sabréis, me gustan mucho las series y las consumo casi de forma compulsiva, así que las comparaciones son inevitables y esto me recuerda mucho al orden social que se presenta en Revolution. Los parecidos son bastante apreciables y esto no hace otra cosa que demostrar que las distopías son una moda y su explotación en ficción está siendo a gran escala (lo que casi de forma automática genera todo tipo de paralelismos entre unas obras y otras). Aquí, sin embargo, no ha desaparecido la electricidad, no ha habido un cataclismo, pero la sociedad que se presenta es comprensible y creíble, en un país que por lo que sea, ha dejado de evolucionar y ha entrado en guerra.

La acción de la novela se situará en un principio, en la República, donde está implantado un régimen autoritario que somete estrictamente a la población con unas leyes abusivas. De hecho, aquí el lector ya se huele que estamos a las puertas de una revolución, por lo que es un poco predecible todo lo que sucederá después. Pero volviendo al principio, como ya he dicho, el país está en guerra y no se duda en usar la educación como un arma más. Esta sociedad está dividida por clases. Sin embargo, estas clases no se generan por riquezas o títulos, ser hijo de o pertenecer a la casta política como ya estamos acostumbrados... (en teoría) sino que se generan mediante un examen que determinará tu valor como individuo en el futuro de la República. Me recuerda un poco Divergente, con la excepción de que aquí el individuo no será como una patata con solo un rasgo en su personalidad. En vez de a los 16 años, ese examen se hará a los diez años y de algún modo también determinará el resto de tu vida en esa sociedad: si sacas notaza serás alguien importante y vivirás con todo tipo de lujos, si eres de aprobado serás pobre y vivirías en los barrios bajos y pestilentes, y si suspendes, irás a un campo de trabajo y nadie volverá a verte. La premisa es buena, pero que esto se haga a los diez años, en fin, no lo veo un sistema muy efectivo de selección (aunque por supuesto los hay de mucho peores en nuestra sociedad). Lo que sí que tiene a favor son dos puntos que se verán a medida que se vaya leyendo: el primero es que el sistema es un poco corrupto, lo que dará un juego bastante interesante. El segundo, es que coger a niños de diez años y educarlos para que piensen como tú quieres es también una apuesta muy fiable (al menos en apariencia).

Ahora vayamos a los personajes: las voces narrativas alternan entre Day y June, dos adolescentes que viven en la República con resultados muy distintos. Mientras June sacó notaza y se convirtió en niña prodigio por tener la más alta puntuación, Day suspendió y se convirtió en fugitivo para no ir a los campos de trabajo (ser un fugitivo a los diez años no debe ser nada fácil) y posteriormente decidió ser un delincuente-terrorista, concentrando todos sus esfuerzos a luchar contra el abusivo gobierno. De este modo se crean dos puntos de vista contrapuestos que enriquecen mucho la novela y permiten ver los dos mundos distintos en los que viven estos dos personajes, hasta que se encuentren. SPOILER El giro vendrá dado por un asesinato.  June se infiltrará en los barrios bajos y sin saber la identidad el uno del otro, los dos protagonistas se conocerán. Poco a poco se introducirá el romance con un tipo de relación al puro estilo Señor y Señora Smith. El resto será mucha acción, situaciones un tanto inverosímiles, las puertas abiertas para una revolución, intrigas, corrupción, y en definitiva, todos los ingredientes que conforman la mayoría de distopías. Resumiendo, que todo girará en torno a June y como va abriendo los ojos para darse cuenta que el mundo idílico en el que creía estar viviendo era una auténtica farsa. Predecible, pero con algunos giros inesperados que engancharán al lector.

Respecto a los personajes protagonistas, están bastante bien construidos. Tienen una personalidad coherente a su forma de vida. Digo bastante porque mientras que June sí que me ha impresionado por no ser una Mary Sue, solo una niña pija mal criada y con mucho ego, Day sí que cumple las características de héroe maltratado por la vida con un honor que le va a traer bastantes problemas, lo que conocemos como un Jon Snow. Tampoco es que sea desagradable, pero a veces hecho de menos personajes que metan más la pata, que sean más humanos y que tengan más rasgos en la personalidad que los haga imperfectos. Pero volviendo al resto de personajes, es aquí donde la construcción se vuelve más vaga: tenemos a los malos malísimos que son fieles al gobierno y a los pobres desgraciados que viven en los suburbios y se las arreglan como pueden para sobrevivir (algunos obedecen y otros no). Lo que está claro es que los importantes son los protagonistas y la autora no ha querido indagar mucho más en los demás. Tengo entendido que en el resto de entregas entrará otro personaje en discordia, pero ese ya es otro cantar. 

Lo recomendaré a los adictos a las distopías aunque ya digo que en general es simplemente una historia entretenida sin muchas cosas nuevas que aportar. De todos los que leí, me pareció el peor. Para pasar un rato entretenido no está mal. No sé si algún día leeré el resto de entregas porque hay bastante más en la cola que me suscitan más interés, pero ahí dejo los títulos.



Puntuación:

6 comentarios:

  1. Hola
    Es una de mis trilogias favoritas, me alegra que e gustara
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Gracias por comentar, Angeles. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Pues ya sabes lo que me gustan las distopías, así que otra que va a mi lista... Esa lista que parece no tener fin. Me siento muy frustrada por la falta de tiempo, en fin. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo, eso que nos falta a todos, XD.

      Eliminar
  3. Yo pensaba que un Jon Snow era alguien que no sabia nada xD.
    Este parece interesante aunque las sagas distopicas están demasiado sobrepasadas,como bien dices, ahora para que lo pille en un momento donde pueda disfrutarlo sin que me recuerde a otros libros.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajjajajaa. Si, tienes razón. Si lo lees ya contarás, ¡Un abrazo, Mery!

      Eliminar