sábado, 25 de junio de 2016

Trilogía Los McLeod de Skye de Monica McCarty


El highlander indomable, El secreto del highlander, El highlander seducido (Trilogía Mcleod de Skye)
Autor: Monica McCarty
Género: Romántica histórica, highlanders
Editorial: Debolsillo, Random House
Año: 2008-2009
Idioma original: Inglés

Sinopsis:

1. El highlander indomable
Rory MacLeod es un poderoso jefe escocés que solo guarda lealtad a su clan. Odia profundamente a los MacDonald, aunque un pacto con este clan rival lo ha obligado a un matrimonio con Isabel MacDonald, una esposa que no desea ni tiene intención de mantener. Pero Rory no había previsto que esta fascinante mujer pondría a prueba su temple de hierro y desataría la pasión salvaje que hierve bajo su bárbara apariencia. Con el don de una belleza sin par, Isabel está dispuesta a emplear todos los medios a su alcance para descubrir los secretos más recónditos de su marido. Sin embargo, se sorprende cuando Rory despierta en ella ardientes fantasías. Ahora Isabel ha encontrado la felicidad con la que siempre había soñado... precisamente con el hombre al que debe traicionar.

2. El secreto del highlander
 Meg Mackinnon sabe que debe encontrar un marido fiel que pueda afianzar el poder de su hermano, el futuro jefe del clan. Cuando Meg deja la corte para empezar la búsqueda de un pretendiente, cae víctima de la emboscada de unos forajidos. El tipo misterioso que sale en su rescate no cumple ninguno de los requisitos que ella tenía en mente, pero sí despierta en Meg una pasión innegable. Es Alex MacLeod, que se define a sí mismo como un mercenario, un hombre que no debe lealtad a nadie. Pero pronto Meg empieza a sospechar que Alex no es lo que parece, y deberá aprender a confiar en su corazón si no quiere arriesgarse a perder para siempre al hombre de su vida.

3. El highlander seducido
 Lachlan MacLean se ha encontrado con bastante más de lo que esperaba. Este jefe de clan bregado en mil batallas acaba de secuestrar a la bella heredera de un clan enemigo y tiene intención de cortejarla y pedirla en matrimonio. Pero a este brusco hombretón no se le dan muy bien las artes de la seducción, y mucho menos con esta mujer exasperante y terca. Sin embargo, cuando una maldición pone en peligro la vida de Flora, Lachlan se da cuenta de que su estratagema quizá acabe arrojando réditos amorosos.

Sobre la autora: 
Monica McCarty (California, EE.UU.) es una escritora estadounidense, dedicada a la literatura romántica. Conocida principalmente por sus novelas de corte histórico, ha conseguido varios best-sellers gracias a sus libros de romance escocés, subgénero en el que es una gran especialista. Abogada de profesión y deportista, cursó estudios de Derecho durante los cuales, no sólo conoció a su marido, sino que se despertó su pasión por el béisbol y por Escocia. Debido a este último amor eligió un curso de Historia Comparativa Legal, de donde surgió su tesis sobre el Sistema escocés en los clanes y el feudalismo. Ese fue el germen que en un futuro tendría como resultado sus novelas históricas escocesas. Casada y madre de dos hijos, después de un tiempo ejerciendo la abogacía en Minnessota, decidió que quizás era hora de sentarse y ponerse a escribir las historias que desde siempre, como lectora voraz desde su más tierna infancia, urdía en su mente.

Opinión personal:

Hoy os traigo otra serie de highlanders, género que creo que ha quedado demostrado que me encanta y, aunque reconozco que los personajes y el tema en general siempre son iguales, parece ser que mi ansia por devorarlos no cesa.

Precisamente esta trilogía cayó en mis manos en la plena fiebre de hombres de las tierras altas de escocia que sufrí a principios de año. Estaba leyendo toda la serie de Karen Marie Moning. Si leéis las reseñas, veréis que destaqué en su saga como original los elementos sobrenaturales que introduce. Pues bien, cuando ya iba por el séptimo de la saga, sinceramente, acabé hasta las narices. Lo sobrenatural no paraba de crecer y crecer y ya no sabía si estaba leyendo un cuento para niños inapropiado o una novela romántica de adultos. Aparqué a Karen y encontré a Monica. Tampoco es que cambiara mucho de aires, pero tras leer las primeras páginas de El highlander indomable y cerciorarme de que no había ningún fae que fuera a tocar las narices, no pude soltarlo. Uno tras otro, los libros de Monica fueron cayendo en mis manos y los leí en cuestión de días. Incluso empecé una segunda trilogía de la autora, pero al segundo libro finalmente decidí parar. Estaba volviendo a empacharme y corría el riesgo de una nueva intoxicación. Recuerdo que no paraba de imaginarme hombres grandes, musculosos, melenudos y con falda por todas partes. Quizás dicho así no suena tan mal, pero os aseguro que no lo era en absoluto cuanto volvía a la realidad y me daba cuenta de que los que me rodeaban no solo iban con pantalones, sino que encima eran más bien de tamaño bolsillo.

Dicho esto, queda implícito el hecho de que me convertí en fan de Monica, aunque decidiera dosificarla por el bien de mi salud mental. Su prosa, exquisita, no perdía detalle en describir el mundo que rodeada los protagonistas, sus sentimientos, sus emociones y, sobre todo, su pasión. Las historias, si por un lado no eran muy originales (con raptos de doncellas, guerras y enemistades entre clanes, ingleses enemigos y final feliz), así como sus personajes (galanes de pelo en pecho escondidos tras una capa de falso salvajismo y mujeres de armas tomar, escondidas tras la imagen de doncella desvalida), pero sí que conseguían envolverte e involucrarte, siendo capaz de emocionarte con ellos. 

Tengo que destacar una fórmula que se repite en este tipo de novelas y que consigue enganchar aún más al lector. No me estoy refiriendo a un ritmo trepidante y con mucha acción, pues no es el caso, ya que a veces nos encontramos con escenas que no aportan más que seducción y enamoramiento de los personajes (esto no quiere decir que no se generen expectativas, ¡ojo! porque si se generan y hay interés en seguir leyendo). Estoy hablando del recurso de escribir una novela con unos protagonistas y hacer que salgan en las siguientes entregas como secundarios y así poder ver que ha sido de sus vidas. También retomar un secundario, convertirlo en protagonista y hacer que encuentre el amor cuando todo estaba en su contra. Esta fórmula la utilizaba Karen de vez en cuando, también la utiliza Megan Maxwell con su saga Guerreras Maxwell y tengo entendido que también con la saga erótica Pídeme lo que quieras. El caso es que funciona. No podía con la curiosidad de saber con quién acabaría Alex McLeod, hermano del prota del primer libro, y mis expectativas se vieron recompensadas en el segundo. Con esto quiero decir, que pese a tener protagonistas distintos (en nombre, que no en esencia) y ser cada libro una historia autoconclusiva, en cada entrega (no solo de esta trilogía, al parecer también en la siguiente), se sigue un hilo que nos hace mover por el mismo universo y nos vamos cruzando con los mismos personajes. ¡Me encanta!

Una cosa que había olvidado por completo y creo que es digna de comentar: la autora no se sirve de la ficción absoluta. Se ha documentado intensamente y eso nos lo hace saber con un anexo en el que nos cuenta que se sabe realmente de cada McLeod y con quién se casó cada uno, etc... ella simplemente se ha dedicado a dar vida y forma a unos datos históricos, que aunque no de forma muy creíble, si por lo menos muy romántica.

En resumen, que lo recomiendo a las fanáticas de los highlanders, porque Monica McCarty sigue el género en su vertiente más clásica y sin sobresaltos (nada de faes). Una auténtica escritora de highlanders con todos sus tópicos y típicos que ese conlleva. ¿Original? Para nada, ni siquiera en los títulos. Sin embargo, todo un placer leerla. 


Puntuación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario