viernes, 27 de mayo de 2016

The Iron Daughter de Julie Kagawa (Saga The Iron Fey II)


The Iron Daughter. La hija de hierro. (Saga The Iron Fey II)

Autor: Julie Kagawa
Editorial: Darkiss (Harlequin Iberica), 2012
Idioma original: Inglés
Extensión: 504 páginas.
Género: Juvenil Romántica, Fantasía (Hadas)

Sinopsis:

Medio princesa de los duendes de Verano, medio humana, Meghan nunca había encajado en ningún sitio. Abandonada por el príncipe de Invierno al que creía enamorado de ella, se encontraba prisionera de la reina de la Corte de Invierno. La guerra entre Verano e Invierno era inminente, pero Meghan sabía que el verdadero peligro no era ese, sino los duendes de Hierro: seres mágicos forjados en metal que solo su príncipe ausente y ella habían visto. Pero nadie la creía.
Atrapada en el País de las Hadas, con sus poderes mágicos bloqueados, Meghan solo tenía un arma: su propio ingenio. Confiar en alguien era una locura. Encomendar su destino a un posible traidor podía ser mortal. Sin embargo, Meghan no podía evitar prestar oídos a los anhelos de su muy humano corazón.

Sobre el autor: Mirar la reseña The Iron King

Valoración personal:

Me dijeron que la saga mejoraba a partir del segundo libro y fue toda una decepción darme cuenta de que no. El principio es lo mejor del libro. Cuando vemos el reino del invierno y lo mal que lo pasa Meghan siendo su prisionera. Incluso la acción se vuelve envolvente y engancha al saber que su príncipe la ignora, mientras es víctima de la maldad de los duendes de invierno. Sin embargo, la historia llega a su punto álgido poco después, cuando el mayor de los príncipes de la corte de invierno es asesinado en la propia corte, ante los ojos de Meghan, por los duendes de hierro. Hecho que sin lugar a dudas desencadena una guerra, que por supuesto, como ya viene siendo costumbre en estas novelas de juvenil (léase Crepúsculo), no acabará teniendo lugar. El resto del libro entra en decadencia, agrupando todos los desafíos que vivirá Meghan y los que la rodean para evitar está guerra, incluyendo a su príncipe de invierno, Ash, su divertido amigo Puck de la corte de verano, el gato parlanchín y misterioso Grimalkin, y algunos otros personajes de lo más variopinto, como la hada exiliada al mundo intermedio entre los hombres y las hadas. Con el extra de que esta vez si se hace mucho más hincapié en la historia de amor. En realidad, imaginación no le falta a la escritora, con una inventiva muy original y rica en detalles. El problema es que la trama es muy simple, sin apenas intrigas,  sin generar grandes expectativas. Hay mucha acción, como en el primer libro, pero esta vez se ralentiza demasiado, restando agilidad a la lectura. Se da más hincapié al triángulo amoroso, pero de nuevo nos encontramos con una falta de intensidad muy notable. No conectamos con la protagonista, ni casi con ningún personaje. La fórmula de problema, buscar la solución, y conflictos para llegar a esta, es una repetición constante. Le falta generar emoción, intriga, desesperación por no conseguir parar la guerra. Es todo muy llano y no transmite nada. Algo que podría ser épico se convierte en aburrido.

He leído por ahí que dicen que el tono es menos infantil, algo con lo que estoy en absoluto desacuerdo. Meghan sigue siendo una cría (¡ojo! que eso es bueno, porque es fiel a la edad del personaje). Lo que realmente falla son las situaciones, muchas veces de lo más inverosímiles. Sí, vienen justificadas, pero la idea que me transmite es que está cogido con pinzas. Por ejemplo, estando Ash prácticamente muerto, consiguen rescatarlo. Sin embargo, te dan a entender que va a morir por lo enfermo que está, y la solución que proponen es llevarlo al baile de invierno del instituto al que iba Meghan, porque está lleno de “glamour”, algo que los duendes usan para crear magia. Por supuesto, unos duendes muy simpáticos le hacen a Meghan un súper vestido para que acuda, cual cenicienta, y demuestre a sus excompañeros en lo bello que se ha convertido el patito feo del instituto. Por otro lado, cuando van al baile, ni Ash se comporta como un enfermo. Es una escena con el único fin de mojar bragas por la relación de amor que están desarrollando entre los dos, y demostrar lo guay que es en realidad Meghan. A mí me resultó totalmente fuera de lugar, en especial cuando el capullo del instituto del que estaba enamorada cuando su vida era normal, le tira los trastos sin reconocerla. Lo vi sin ton ni son, irrelevante en la historia. Y como ésta, hay bastantes situaciones más, como la del salón de belleza de los duendes exiliados, en el que la convierten en una maravilla de mujer, también a reventar de clichés para dejar claro que ahora ya no es Betty la fea, sino que una completa Pretty Woman. Hasta se va de compras con la hada exiliada. 

En referencia al lenguaje de la autora, me remito a lo de la reseña del primer libro. Es ágil, con abundantes diálogos y sin exceso de descripciones. Se le da muy bien relatar escenas de acción y recrear una ambientación llena de originalidad, pero el plano emocional resulta un completo fracaso.  Intensidad es la palabra que le falta. Ya que vemos todo a través de los ojos y la mente de Meghan, es necesaria una introspección que no existe o pasa sin pena ni gloria.

Empecé a leer el tercer libro pero me aburrí a las quince páginas, ya que promete ser más de lo mismo. No sé si llegaré a acabar la saga, lo cual es una pena porque tengo el tercer libro. Pero es muy probable que no acabe intentado conseguir el cuarto y último. Lo que me lleva finalmente a no recomendar la saga. Sin embargo, destaco que la inventiva de esta escritora es maravillosa y muy imaginativa, pero su forma de desarrollar la historia peca en la redundancia y la falta de generar expectativas.


Puntuación: 


6 comentarios:

  1. Que pena, con la portada tan bonita que tiene (aquí siendo superficial) pero por lo que dices sumado a que el cliché de Betty es uno de los que mas odio le daré un gran vade retro satanás.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajajaa. Bueno, la prosa de la autora es buena, eso no se lo voy a quitar.

      Eliminar
  2. Bueno, un poco me alegro entonces de no haberla leído. Estuvo en mis pendientes pila de tiempo, pero bueno... Confío en tu criterio, obviamente, más que en el de mucha gente. Así que le voy a dedicar mi tiempo a otras cosas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Paso de puntillas porque no he leído el anterior y no quiero leer ningún spoiler. Veo que no te ha gustado, pero de todas formas quiero leerlo :)
    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya contarás. A mi ya ves que me ha decepcionado. ¡Un abrazo!

      Eliminar