domingo, 27 de diciembre de 2015

Trilogía Apocalipsis Z de Manel Loureiro


Trilogía Apocalipsis Z (El principio del fin, Los días oscuros y La ira de los justos)
Autor: Manel Loureiro
Editorial: Dolmen, Random house
Año: 2007-2011
Género: Terror, Zombies
Idioma original: castellano

Sinopsis:
¿Qué sucedería si un día al levantarse descubriese que la civilización se está cayendo en pedazos? Eso es lo que le sucede al protagonista de Apocalipsis Z, un joven abogado que lleva una vida tranquila y rutinaria en una pequeña ciudad española de Galicia, hasta que un oscuro incidente médico en un remoto país del Cáucaso tiene lugar. Paulatinamente, lo que tan solo era una pequeña noticia breve en los medios de comunicación, se transforma en una epidemia de proporciones devastadoras que amenaza con aniquilar a toda la humanidad. A medida que la enfermedad se acerca devorando país tras país, el caos comienza a cundir en España.

Sobre el autor:
Manel Loureiro es un escritor y abogado español, nacido en Pontevedra en 1975. Es licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela. Mientras residía en Santiago de Compostela y acababa sus estudios de Derecho trabajó primero como presentador de televisión en la Televisión de Galicia y más tarde como guionista de diversos proyectos. En la actualidad colabora con los periódicos Diario de Pontevedra y diario ABC. También es colaborador habitual de la Cadena SER.
Apocalipsis Z es su primera novela, que comenzó como un blog en internet. Debido al gran éxito que alcanzó, fue publicado por la Editorial Dolmen en 2007, convirtiéndose automáticamente en un éxito de ventas. Sus siguientes novelas, Los Días Oscuros y La Ira de los Justos fueron publicadas por Plaza & Janés, editorial del grupo Random House Mondadori. Todas sus novelas, traducidas a varios idiomas, se han convertido de manera inmediata en un éxito, no solo en España sino en otros países como Italia o Brasil donde se han colocado en las listas de los más vendidos. 

Valoración personal:

Engancha, engancha muchísimo. Últimamente, por culpa de Walking Dead (cómic y serie) me he aficionado a las novelas zombie, por eso del masoquismo de imaginar que el mundo se va a la mierda y solo quedan unos pocos que han de sobrevivir en un mundo devastado en el que cualquiera es capaz de hacer lo que sea por mantenerse con vida.

Personalmente, los zombies siempre me han parecido ridículos y hasta cómicos, pero ahora, después de indagar en el tema, me he dado cuenta que además de ir de la mano con un alto contenido de humor negro, tienen un no sé qué no se yo, que te hace querer saber más. Consiguen transmitirte verdaderos estados de tensión y terror hasta el punto de hacerte reflexionar hasta qué punto sería bueno sobrevivir. Cierto es que cualquier novela apocalíptica transmite estas sensaciones, pero es que he llegado a un punto en que sin zombies, ya no me parecen ni la mitad de entretenidas. Con esto quiero decir, que esta novela, tanto Walking Dead, y muchas más, no es solo una historia sobre zombies, sino sobre gente que intenta sobrevivir en un mundo donde los hay.

Ahora la pregunta es, ¿y qué tiene esta trilogía de especial que no tenga los miles de libros que hay del género después del boom que ha tenido lugar? Pues, sencillamente, que ocurre en España. El protagonista, el cual solo nos revelará su nombre al final de la trilogía (una curiosidad que no entendí), es un tipo corriente, un abogado listillo, en la treintena, que se ve en medio del marrón que sacude a la humanidad y, que pese a no tener ninguna habilidad aparentemente que le haga candidato para el perfecto superviviente, se las apaña para salir airoso de todas las complicaciones que se le vienen encima, que no son pocas.  Que no sea militar, como ocurre en Diario de una invasión Zombie de J.L.Bourne, es un punto a favor, aunque como el protagonista de esta novela, tiene muchos conocimientos que le van a ayudar a través de todos los problemas que se va encontrar, empezando por unas placas solares puestas en su tejado. Pero apartándonos de las similitudes con otros libros, que no son pocas y que luego comentaré, insistiré de nuevo en lo que me ha parecido destacable. Estamos en la España de 2007, donde gobierna Zapatero y en la oposición esta Rajoy. Haciendo gala a su política de sinvergüenzas, cuando empieza la pandemia, ni unos ni otros hacen nada por salvaguardar el país, como hacen siempre PP y PSOE, dedicándose única y exclusivamente a discutir y a decir “Y tú más”. También aparece Merkel y “su” Unión Europea dando por saco, el eterno y nacional enfrentamiento español entre República y Monarquía y un montón de cuestiones más que nos son tan familiares y que resultan perfectamente verosímiles en  caso de que esto ocurriera en la realidad. El caso de Corea del Norte, que no voy a spoilear, es un claro ejemplo. Realmente esto es lo mejor de todo el libro; una documentación desmesurada que no deja de sorprender y que va mucho más allá de lo que es el género zombie en sí. Es fantástica.

Respecto a la trama, bueno, eso no es lo más original dentro del género. Es una sucesión de escenas en las que el protagonista se le complica todo y finalmente logra salir airoso. Al principio el ritmo es trepidante, pero estamos hablando de tres libros, y hay algún momento en que me he llegado a cabrear de que todo les salga tan increíblemente mal, llegando a agotarme. Aunque todo se solucionó con una pausa de la lectura de unos días.

En referencia a como se resuelve la historia, sin revelar nada, diré que me ha parecido fantástico. No carece de lógica en absoluto y, aunque no es lo que me esperaba, no decepciona. Incluso deseé que siguiera la historia con un libro más, solo por la curiosidad de saber… no, mejor no lo digo. Pero hay cosas que no quedan del todo conclusas, sin llegar a ser algo negativo.

Entrando en polémica, diré que vi unos videos en internet en que se acusaba al escritor de haber plagiado su primer libro descaradamente a la obra del británico Alpha-Dog, solo que adaptándolo a nuestro país y adornándolo con un conflicto ruso de telón de fondo. Yo no he leído Alpha-Dog, pero he de decir que si he leído Diario de una invasión Zombie de J.L. Bourne, con el cual también presenta enormes similitudes hasta el punto de que a veces llegaba a confundirlos. Pero una cosa está clara, el tema y la historia de este género casi siempre es el mismo, lo que hace inevitable las similitudes, como con los vampiros, los ángeles y los demonios, los fantasmas, la novela erótica, y lo que queráis. La originalidad pura es muy difícil, aunque no imposible, pero llamarlo plagio tampoco me parece justo. Os dejo el enlace para que cada uno juzgue lo que le parezca.

Analizando a los personajes protagonistas diré que están muy bien trabajados, sus personalidades muy bien desarrolladas, y son bastante carismáticos. El mejor para mí por descontado es el ucraniano, Viktor Pritchenko, ciertamente no tiene desperdicio. La chica, el amor del prota, la veo un tanto idealizada y no me transmite mucho. Es más bien un premio para el prota después de estar hundido en tanta mierda. Los demás personajes que van a apareciendo, pues hay de todo, los típicos malos malísimos que no entiendes porque son tan cabrones y llegan a rozar la caricatura, o los que se quedan a medias tintas entre el “hijo putismo” y el “lo hago por sobrevivir o por mis ideales”, que a mi parecer son los mejores. Hay bastante cliché, porque hay muchos personajes, pero no lo veo un factor negativo muy negativo.

El estilo es diario, al menos en el primer libro. Eso a veces daba lugar a confusión, porque el protagonista te explicaba la escena por el final y luego te contaba los pasos que habían seguido para tal desenlace. De todas maneras, es una forma original que usada indebidamente podía causar aburrimiento o desinterés, pero Loureiro sabe cómo utilizar esos cambios y no se pierde la tensión aun sabiendo el desenlace, ni tampoco las ganas locas de seguir leyendo para saber qué pasará. En los otros libros empiezan a aparecer en tercera persona los puntos de vista de diferentes personajes, lo que enriquece la historia, aunque resulte un recurso forzado. Personalmente me he topado con los problemas de la primera persona y, bueno, si quieres contar algo tan extenso como es la historia de Apocalipsis Z, realmente no había otra forma que empezar a introducir la tercera persona omnisciente.

Las descripciones y los diálogos están fenomenal. El lenguaje es simple, ágil, de fácil y rápida lectura, sin complicarse en detalles o cuestiones técnicas y científicas de lo que va sucediendo, algo que se agradece para alguien como yo por ejemplo que no tiene idea de temas de navegación, de armas o de bacterias biológicas. En esta trilogía uno no tiene tiempo de aburrirse, en todo caso, de agobiarse.

Por último diré que la recomiendo fervientemente, tanto si te gusta el género zombie, como si no. Porque pienso que para estrenarse en el género es una muy buena opción. Hay humor (ironía sobre todo), hay drama (es un apocalipsis), hay terror (los muertos vivientes lo dan, y los vivos, también), hay acción (sin límites), hay de todo y con una genial verosimilitud fruto de una increíble documentación.

Hay rumores por internet de que se va a hacer la  película, pero no sé que tan fiables son. Lo que si es seguro es que el cómic ya esta en el mercado. Os dejo una imagen que he encontrado de éste:



Se me olvidó decir otra curiosidad: al parecer, prota y escritor son la misma persona, por si había dudas, el cómic lo deja bastante claro. De ahí que no se diga el nombre hasta el final, supongo.

Puntuación:




No hay comentarios:

Publicar un comentario