miércoles, 23 de diciembre de 2015

Roma: La novela de la Antigua Roma de Steven Saylor


Roma: La novela de la Antigua Roma
Autor: Steven Saylor
Editorial: La Esfera de los Libros
Año: 2008
Género: Histórica, Antigua Roma
Idioma original: Inglés

Argumento:
Steven Saylor, escritor aclamado por la crítica internacional gracias a sus recreaciones del mundo romano, da vida a la epopeya de los primeros mil años de existencia de la ciudad de Roma, desde antes de su fundación por los gemelos Rómulo y Remo, hasta su increíble ascenso como capital del Imperio más poderoso de todos los tiempos.
Siguiendo la variable fortuna de las sucesivas generaciones de dos familias a través de los tiempos, que serán testigos y a veces protagonistas de los acontecimientos, ésta es una saga épica de la ciudad y sus gentes, en la que el autor ha mezclado con inigualable maestría historia, leyenda y los descubrimientos arqueológicos más recientes. Un fascinante relato que narra la tragedia del héroe-traidor Coroliano, el saqueo de la ciudad a manos de los galos, la invasión de Aníbal, el duro enfrentamiento político entre patricios y plebeyos y, finalmente, la muerte de la República con el triunfo y asesinato de Julio César.

Sobre el autor:
Steven nació en Texas en 1956 y se graduó con altos honores de la Universidad de Texas en Austin, donde estudió historia y los clásicos. Aunque ha escrito también novelas sobre la historia de Texas, su obra más conocida es su serie Roma Sub Rosa, ambientada en la Antigua Roma. El héroe de las novelas es un detective llamado Gordiano el Sabueso, activo durante la época de Sila, Cicerón, Julio César y Cleopatra.
Saylor contribuyó  en varios ensayos autobiográficos de tres antologías de escritura gay editado por John Preston y antes de que se catapultara su carrera novelística publicó ficción erótica gay bajo el seudónimo de Aaron Travis .
Los libros de Steven Saylor se han publicado en 21 idiomas y de esta novela se han vendido más de 20.000 ejemplares.


Valoración personal:

A través de la familia Pinario y Poticio, Saylor nos cuenta en menos de 700 páginas, 1000 años de la historia de Roma, desde sus orígenes en los primeros asentamientos del Lacio hasta la caída de la República y el inicio del Imperio de la mano de Augusto.

Es increíble cómo todas las leyendas y pasajes históricos cobran vida. Saylor los humaniza, volviéndolos totalmente verosímiles, como si hubiesen tenido lugar en la realidad y no fueran simples mitos o teorías históricas. Como ejemplo pondré la archiconocida leyenda de que Rómulo y Remo, los gemelos que fundaron la ciudad y que fueron criados por una loba. Sin ir más lejos, Saylor nos cuenta que su madre era una ramera conocida como la loba, así de sencillo y natural. Pero aunque esta argumentación nos suene simple, es completamente perceptible el denso trabajo de documentación, un elaborado estudio que da lugar a toda una serie de pequeñas historias que dan sentido y credibilidad a todo este periodo histórico, centrándose en la vida cuotidiana de las personas mediante personajes de ficción y relegando a un segundo plano a los grandes protagonistas de la historia.

Como he dicho, la trama se desarrolla a través de varias generaciones de dos familias, cuyo hilo conductor es un amuleto transferido de padres a hijos conocido como Fascinus, que no es más que un falo con alas (algo muy curioso que me llevó a buscar en google y cosas como estas fueron las que encontré):



Los saltos de tiempo, siempre hacia adelante, y los numerosos protagonistas, nos empujan inevitablemente a presenciar el desfile de un sinfín de personajes, de nombres, de detalles y anécdotas que pueden dar pesadez a la lectura, ya que no estamos ante una trama argumental única, sino ante la descripción de diferentes episodios de la historia. También es cierto que inevitablemente, se salta muchísimos periodos de relevancia, como por ejemplo la rebelión de los esclavos de Espartaco, que por gustos personales, eché infinitamente de menos.

La novela entretiene, sorprende, ayuda a comprender la historia romana y recrea todo aquello que sucedió o pudo haber sucedido. Sin embargo, Saylor no utiliza los hechos históricos para desarrollar una ficción, sino que los humaniza y los dota de vida, de una manera exquisitamente convincente.

El estilo de Saylor es ágil, con una narración muy creíble. La cantidad infinita de detalles e información sobre la época pueden atosigar un poco al lector no formado en la historia de Roma, pero con unos mínimos conocimientos es muy fácil seguir el hilo sin perderse, ni agobiarse. Lo considero muy recomendable para aquellos que quieran adentrarse en el universo de la antigua Roma y disfruten con la historia. En mi opinión, su lectura resulta fascinante, una mirada nueva y original, aunque de ficción, totalmente distinta a lo que estoy acostumbrada con tantos que últimamente han pasado por mis manos. Pero también soy consciente de que, a pesar de que a mi me ha encantado, no es un libro que pueda gustar a todo el mundo por su carácter oscilante entre la ficción y el manual.

Existe la segunda parte llamada Imperium donde continua relatando la historia de Roma desde Augusto hasta Adriano, es decir, entre los años 14 y 141 d.C. También he leído que es probable que escriba una tercera parte para hablar de la caída de Roma, lo que se convertiría en una trilogía que abarca más de mil quinientos años de historia.



Como curiosidad. decir que el libro está muy bien documentado, pero la portada canta como una almeja. Teniendo en cuenta que el libro acaba justo con Augusto y luego la segunda entrega empieza con el Imperio, el Coliseo no fue construido hasta bien entrado el imperio. Podrían haberse documentado un poco para escoger esa portada, o por lo menos, haber leído el libro…

Puntuación:



No hay comentarios:

Publicar un comentario